La evaluación Doppler Color del embarazo nos permite predecir, diagnosticar y hacer seguimiento de las condiciones de salud vascular (irrigación y oxigenación) del bebé, cardiopatías y síndromes cromosómicos fetales y la predicción de condiciones hipertensivas en la madre.

La evaluación 3D se basa en la obtención de imágenes 3D de algunas partes fetales, especialmente el rostro. El bebé no se puede ver completo, y en ocasiones, no se pueden obtener imágenes 3D por la posición fetal. El color que se le aplica al bebé es artificial. Los equipos 4D permiten observar al bebé 3D pero en movimiento.